19 nov. 2012

"Thanksgiving Day" o Día de Acción de Gracias

Esto de la globalización tiene como siempre cosas negativas pero también positivas. Todos los países con sus migraciones, conquistas o influencias, van acogiendo o exportando según el caso, costumbres y tradiciones. Que si Papa Noel, Halloween o el Día de Acción de Gracias, todas estas tradiciones se van extendiendo por todo el mundo y poco a poco las vamos incorporando y admitiendo como nuestras. Habrá algunos que se nieguen a hacerlo, pensando y diciendo, que "eso no es nuestro" pero en el fondo, la mayoría de ellas las exportamos nosotros mismos durante el descubrimiento de América o por ejemplo, durante la época en la que “el sol no se ponía en nuestro imperio”. Luego cada uno le va incorporando detalles propios y así nacen nuevas costumbres y tradiciones.

Hoy veremos esa tradición americana que semeja algo a la cena de nuestra Noche Buena. Empezaremos explicando qué es, de dónde proviene, su historia y sus raíces. El Día de Acción de Gracias (en inglés Thanksgiving Day; francés Jour de l'Action de grâce) es una celebración tradicional de Estados Unidos. Allí se celebra el cuarto jueves del mes de noviembre de cada año. Generalmente en esta festividad se reúnen en torno a una mesa familiares y amigos a compartir un pequeño banquete. Aunque religiosa en origen, está considerada como una festividad secular. El Día de Acción de Gracias en América tiene sus orígenes en una mezcla de tradiciones europeas y aborígenes. En Europa, las distintas festividades se llevaban a cabo antes y después de los ciclos de cosecha para agradecer al cielo por haber tenido una buena cosecha, y para celebrarlo después del duro y pesado trabajo, junto con el resto de la comunidad. Asimismo en esa época, los nativos americanos también celebraban con bailes cánticos y comidas, el final de las cosechas. Cuando los europeos llegaron a lo que sería América por primera vez, llevaron sus propias tradiciones (Fiesta de la recolección) desde su continente, celebrando así el final de su viaje, la paz y una buena cosecha.



En los Estados Unidos, la tradición moderna del Día de Acción de Gracias, tiene sus orígenes en el año 1621, en una celebración en Plymouth, en el actual estado de Massachusetts. También existen evidencias de que los exploradores españoles en Texas realizaron celebraciones parecidas en el continente con anterioridad en 1598, celebrando fiestas de agradecimiento en la Colonia de Virginia. La fiesta en 1621 se celebró en agradecimiento por haber tenido una buena cosecha. En los años posteriores, la tradición continuó uniéndose los líderes civiles, militares y religiosos. Dado que al principio la colonia de Plymouth no tenía suficiente comida para alimentar a la mitad de los 102 colonos, los nativos de la tribu india ayudaron a los peregrinos dándoles semillas de maíz, frutos, caza y los famosos pavos, enseñándoles también a pescar. El sitio donde se llevó a cabo el primer día de Acción de Gracias en los Estados Unidos, e incluso en todo el continente, es un objeto de debate constante. Los escritores y profesores de la Universidad de Florida han señalado que la primera celebración de este día en lo que actualmente son los Estados Unidos fue llevada a cabo por los españoles el 8 de septiembre de 1565, en lo que hoy es Saint Augustine, Florida. Asimismo, varios historiadores aseguran que la primera celebración del día de Acción de Gracias se realizó en Virginia, y no en Plymouth. La mayoría de personas en los Estados Unidos celebran esta fiesta con reuniones familiares en sus hogares donde preparan un banquete.

En muchas casas es común ofrecer una oración de gracias antes de la cena. El plato principal tradicional para la cena es un gran pavo asado u horneado. Este pavo tradicionalmente va acompañado con un relleno hecho de pan de maíz. Se sirve tradicionalmente con una jalea o salsa de arándanos rojos y puré de manzana. Además suelen servirse platos de verduras como las judías verdes, boniatos y el puré de patata con una salsa hecha del jugo del pavo; también suele servirse una gran variedad de postres, siendo el pastel de calabaza el más popular. También es común preparar pastel de nuez y de manzana.

La mayoría de negocios y oficinas están cerrados en este día. Aunque algunos almacenes, centros comerciales, floristerías, restaurantes y bares permanecen abiertos. El viernes siguiente a la fiesta, es tradicional la apertura de la temporada de compras navideñas, siendo este el primer día de afluencia masiva por parte de los americanos para empezar con sus compras navideñas. Este día se conoce como "VIERNES NEGRO". Almacenes y tiendas todos ofrecen precios de rebaja y mucha gente acude desde las primeras horas del día a los centros comerciales.

Será una costumbre moderna, aquí poco conocida, americana, religiosa, o quizás no, pero lo importante es tener una disculpa para poder reunir a toda la familia, padres, abuelos, nietos, hermanos, cuñados, primos etc. entorno a una mesa, y aprovechar para volver a verse, hablar, reírse, contarse las mil y una cosas que durante el año no tienes tiempo de hacer, y compartir con los tuyos momentos inolvidables durante todo el día terminando la fiesta con un buen plato de pavo asado, con sus salsas, purés, compotas y demás exquisiteces típicas de ese día.

¡Feliz Día de Acción de Gracias!


12 nov. 2012

La Castaña o su "Fiesta del Magosto"


El "Magosto" o "Castañada" es una fiesta tradicional milenaria de origen celta que se celebra en muchas zonas de España y Portugal, llamándose allí "Magosto", esta es mas común en zonas donde existen grandes o pequeños bosques o bosquetes de castaños comestibles. Los elementos comunes de esta fiesta son la celebración en los primeros días del mes de Noviembre y tener como elementos principales la castaña y el fuego, este evento viene a marcar el comienzo del ciclo invernal. Con esta fiesta, la castaña recupera la importancia que el maíz y la patata le fueron arrebatados desde su introducción desde América en los últimos siglos.

Ya en el paleolítico el hombre se alimentó de castañas y bellotas y con la expansión del cultivo de castaños por los romanos, su fruto se convirtió en la base de la alimentación, como fruto fresco, seco o molido para hacer harina. En el siglo XVI la llegada del maíz y la patata desde América hicieron que las castañas perdieran su protagonismo en la alimentación campesina.

El origen del término magosto: “Magum Ustum” (resaltando el carácter mágico del fuego). Tradicionalmente esta fiesta se realizaba con la recogida de este fruto y servía también como agradecimiento por la cosecha recibida. En los días comprendidos entre el 1 de Noviembre (Todos los Santos) y el 11 de Noviembre (San Martin) se suele celebrar esta fiesta donde no faltan las castañas asadas en el fuego, el vino nuevo y los chorizos.

La fiesta consiste en realizar una hoguera y una vez conseguidas las brasas, se coloca sobre ellas un cilindro metálico con agujeros en su base, llamado tambor o en algunas zonas, tixolo. Sobre este recipiente, u otro por el estilo, se extienden las castañas a las que previamente se les ha realizado un corte en un extremo para que no salten o exploten. Una vez asadas se pelan y se comen. Es común tiznarse la cara con los restos de la hoguera, saltar las hogueras ya que trae suerte, así como realizar diferentes juegos tradicionales, contar cuentos y cantar canciones populares.

Existen celebraciones muy similares, pero con otros nombres, en casi todas las zonas de la Península Ibérica donde abundan las castañas. En ellas las castañas se pueden asar con miel o cocidas con leche y se suelen acompañar de otras frutas y dulces de temporada como boniatos, higos, nueces, bellotas, granadas, castaña confitada, dulce de membrillo, pastel de calabaza, huesos de santo y a veces, de bebidas como la sidra dulce o el moscatel. En muchos pueblos los muchachos salen a pedir dichos productos de casa en casa.




Antiguamente, las castañas, todavía dentro de sus erizos eran almacenadas en lugares al aire libre llamados ericeros que se construían cerca de los castaños y de donde se iban cogiendo según las necesidades. Este tipo de construcciones todavía se pueden ver, ya sin uso, en el Parque Nacional de Gorbea o en el de Urquiola.
Parece que la costumbre de ingerir estos alimentos -altamente energéticos- proviene del hecho que durante la noche del Todos los Santos, vigilia del día de los difuntos, se tocaba a muertos sin cesar hasta el amanecer; amigos y parientes ayudaban a los campaneros a realizar esta dura tarea, y todos juntos consumían estos alimentos para no desfallecer.
Se suele representar con la figura de una castañera: una mujer mayor, vestida con ropa pobre de abrigo y con un pañuelo en la cabeza, delante de un puesto callejero para asar castañas. 
La celebración del magusto está asociado a una leyenda que decía que un soldado romano, al pasar a caballo vio a un mendigo casi desnudo, como no tenía nada para darle, cortó su capa por la mitad con su espada; estaba un día lluvioso y se dice que en ese preciso momento paró de llover, de ahí viene la expresión: "Verano de San Martín".

Los Castaños pertenecen a la misma familia que los Robles y la Hayas, o sea a las "Fagaceas". De estas hay cuatro especies principales, los europeos, chinos, japoneses y americanos. El "Castaño Común" (Castanea sativa) es la única especie europea de castaño. Tiene una madera de dureza media, elástica, tenaz y flexible. Es un árbol caducifolio (se le caen las hojas en invierno) y necesita cierto grado de humedad, prefiriendo suelos silíceos descarbonatados, son longevos, encontrándose individuos milenarios como, "El Castaño Santo de Istan". (Municipio de Málaga a 15 Km de Marbella). Su perímetro a 1,30 m de altura es de 15m y a ras de suelo de 22m Tiene una altura de 25m y su área proyectada de la copa es de 500 m2 Esta variedad de Castaño da un fruto comestible del tamaño de una nuez, que está protegida por una cúpula con largas y puntiagudas espinas.

No confundir esta variedad de castaño con el genero "Aesculus" (el castaño de indias) pues no está relacionado con el "Castanea", aun siendo sus frutos iguales, pero no siendo estos comestibles. Recientemente se ha fomentado el aprovechamiento de la Castaña mediante la oferta de productos tradicionales como el "aguardiente de castaña" la "crema de castaña" (para acompañar carnes), el "Pan de castañas" o el famoso "Marron-glacé" que es un dulce de receta francesa muy cotizado y consumido por nuestros vecinos del norte. Por lo que si quieren comer o probar alguna receta relacionada con las castañas, ánimo, pues ahora es el momento de poder consumirlas en su mejor momento.

¡Ah!, y que les aproveche porque en cualquiera de sus múltiples formas,

¡ESTAN RIQUISIMAS!

Hans Klobuznik

5 nov. 2012

Planta del Mes de Noviembre

Ciclamen, un humidificador natural para el hogar

En otoño e invierno en el interior de las casas la humedad se reduce considerablemente. Esto significa que el aire es seco, lo cual provoca irritación pulmonar, dolor de cabeza y sensibilidad en los ojos y en la piel. La solución: el Ciclamen. La Planta del Mes de noviembre es un humidificador natural. La planta es muy utilizada para este fin. Si la humedad es muy baja, la planta comenzará a sudar y a liberar su humedad a través del estoma en sus hojas. Y eso es bueno para usted, ya que la humedad en su casa aumentará de esa manera, ayudando a aliviar la sequedad de los ojos y la piel, y la irritación de las mucosas y los pulmones. 

Bienestar

Además, el Ciclamen es una planta de gran colorido y muy decorativa, que quedará perfecta en cualquiera de las estancias que sea colocada. Sus flores rojas jaspeadas, rosadas o blancas forman un sorprendente contraste con sus elegantes hojas. Las flores surgen del corazón de la planta en un clúster, y surgen más profusamente durante el invierno. Y será la delicia de su casa y de su estado de ánimo, un factor de bienvenida durante los días más oscuros y fríos del año. En resumen, el Ciclamen es una planta que se ocupa de su bienestar físico y mental.

Para disfrutar de un cómodo invierno

El Ciclamen tiene su origen en Asia Menor (una península en el extremo sudoeste de Asia), pero también crece en los bosques y regiones montañosas del Mediterráneo. La planta crece en suelos secos y a la sombra del sol. Por eso, en su sala de estar, esta planta también preferirá estar fuera de la luz solar directa, aunque un poco de luz tenue será apreciada sin duda. Si se asegura de que la tierra se mantiene húmeda, por ejemplo, asegurándose de que siempre haya un poco de agua en el platillo, el Ciclamen estará muy agradecido. Por lo demás, controlando que la temperatura no sea demasiada alta, y le ofrezcan una maceta con tierra fresca en la primavera, el Ciclamen le ayudará a pasar el invierno con elevada comodidad, tanto espiritual como física.

Los colores del ciclamen destacan poderosamente: pueden ir de los tonos más modestos y suaves a los rojos más vistosos, los rosas más espectaculares o el violeta intenso. Otra particularidad de esta planta es que se puede adquirir en todos los tamaños, con lo cual resulta ideal para ocupar casi cualquier espacio de la casa. Aunque sus flores son suaves y discretas la planta en sí también resulta muy interesante: a menudo las hojas verdes y acorazonadas tienen bonitos dibujos color gris/plateado y algunas variedades emiten una suave y deliciosa fragancia.