21 dic. 2013

El Gordo de Navidad

El articulo de hoy, quiere, ademas de entretener aportar ciertos datos o avivar algún sentimiento oculto, mi felicitación personal navideña para mis familiares, amigos y seguidores del blog.

En el fondo todos deseamos tener el 22 de Diciembre suerte, y que nos toque el "gordo de Navidad". Todos, o por lo menos la mayoría de amigos, conocidos o familiares en algún momento, ya sea en el trabajo, el gimnasio, o en su partida de mus, suelen comentar, "ojala y tengamos este año suerte ,y nos toque el gordo, y si no fuese el gordo, que sea un pellizquito, o la mismísima pedrea". Pero... recordemos que miles de niños malviven entre basuras o huyen de conflictos bélicos. Que casi un millón se van a la cama sin haber comido. Que la edad media de vida en África no supera los dieciocho años. Que una de cada seis personas no tiene acceso al agua potable. Que alrededor de veinticuatro mil personas mueren cada dia de hambre o por desnutricion crónica. Que, que... y mas que. ¡Pero nosotros, no!

La suerte es algo que no te mereces. La suerte no tiene nada que ver con que salga premiado tu numero de loteria. La suerte tiene mas que ver con que seas hombre o mujer nacidos en Europa, y en el siglo XXI. Vivir en un país democrático, con luz eléctrica y agua corriente. Estar vivos, ser libres y tener trabajo. Suerte no es que te toque la loteria, pero sin embargo tu tengas miedos, angustias o tengas enfermedades o dolores. Suerte es distinguir los colores, percibir sonidos y disfrutar de olores. Suerte es remontar situaciones cuando tenías todas las de perder, llegar a ser lo que te propusiste, haber tenido una infancia dulce y limpia, poder decir sin miedo que no.



Trabajamos, viajamos, compramos, cambiamos, sin darnos apenas cuenta de lo afortunados que somos, hemos sido y que con un poco de suerte aun seremos. Conviene no olvidarlo, conviene levantar la cabeza y no buscar pretextos de loterias para cambiar, si no poner el peso y el esfuerzo donde debe estar, para apostar de verdad y sin tanto autoengaño. Y no digo yo que estaría nada mal que nos tocara "el Gordo", me imagino la popularidad que tendríamos, entrevistas, besos, abrazos, tener coche nuevo, viajar a China y pasear sobre su muralla, ver los fiordos noruegos, esquiar en verano en Argentina, tapar las diferentes goteras económicas y permitirte el lujo de decirle al director de tu sucursal bancaria: ¡NO!

Y sin embargo, todo eso me da igual con tal de compartir la cena de navidad, ya sea con marisco o sin el, con buen vino o económica sidra, pero eso si, junto a mi familia. Poder disfrutar de las risas, los abrazos los buenos deseos, las canciones y los villancicos bajo el árbol luminoso, justo antes de darnos los regalos.

La cuenta bancaria y los extractos pueden esperar. Que bonito es saber que pronto quedaremos los amigos o los antiguos compañeros de colegio para comer o cenar, y si no pudiesemos, nos mandariamos un whatsasapp, o nos llamariamos por telefono para reir y recordar viejos recuerdos. Buena suerte es también poder recordar, y no pasa nada por llorar a los seres queridos, que por una razón u otra ya nos dejaron, y nos ven y cuidan desde el cielo.

¡Qué difícil es que nos toque la lotería!, pero mientras conservemos la salud, la alegría, la dignidad e ilusión, para que queremos mas. La buena suerte no es tener que necesitarla, la buena suerte es tener salud, familia y amigos, y por eso a mi, ya me toco mas que el "Gordo", el "Supergordo"

¡Feliz Navidad!

Hans Klobuznik

2 dic. 2013

Planta del mes de Diciembre: Hippeastrum

SENSUAL, ATREVIDA Y ESTIMULANTE NATURAL

Si desea poner un toque de color en su hogar durante los fríos y grises días de invierno, entonces ha llegado la hora de invitar a su casa al Hippeastrum, la planta por excelencia del mes de diciembre, y así disfrutar de ese aporte extra de luz y de color.

Las últimas investigaciones científicas que se han realizado han demostrado que, aquellas personas que viven en un entorno con plantas mejoran su estado de ánimo. Se llevaron a cabo estudios en los que, diversos grupos de pacientes que se habían sometido a operaciones, se recuperaban de forma más rápido y con un estado de ánimo mucho mejor, aquellos pacientes que tenían plantas en sus habitaciones, que los pacientes que carecían de ellas.



Mucho mejor
El Hippeastrum es una planta ideal para alegrar el día: unas largas hojas de un verde intenso que pueden llegar a medir hasta 60 cm, y flores de hasta 20 cm de ancho, de colores muy llamativos y brillantes. Disfrutar de tanta intensidad cromática en esta época del año aporta una buena dosis de optimismo y alegría. El Hippeastrum también es conocido con el nombre de Amaryllis, y a menudo se vende bajo este nombre durante los últimos meses del año.

Estimulador natural
Lo que es verdaderamente sorprendente del Hippeastrum es que crece de un bulbo, al igual que otros miembros de la familia de los Narcisos. Y aunque tiene su origen en México y en el Caribe, el Hippeastrum no tiene ningún problema con la adaptación a climas más fríos y a ambientes menos soleados. Por esa razón puede estar ubicada también en el exterior de la casa, en un lugar que esté a la sombra, y siempre que la temperatura no sea extrema. Sobrevive bien en una maceta, en la que un tercio del bulbo se muestra fuera de la superficie de la tierra. Ubicándola en un lugar con algo de luz y un poco de agua de vez en cuando, el Hippeastrum le sorprenderá con brillantes hojas verdes y frescas, y flores de gran colorido: rojo, rosa, blanco, naranja, amarillo, verde, además de otros más vistosos con rayas de colores y bordes. Hay bastantes opciones para que sirvan como un estimulador natural en este período del año.